Explican que se actuó como con cualquier ciudadano al que se le retira el vehículo de forma indebida

  • Explican que se actuó como con cualquier ciudadano al que se le retira el vehículo de forma indebida
  • “Bildu debería tener un poco más de vergüenza y recordar cómo se salvó a Beloki del control de alcoholemia en 2015”

El grupo municipal de Navarra Suma en el Ayuntamiento de Pamplona ha mostrado su “apoyo incondicional” al concejal delegado de Seguridad Ciudadana, Javier Labairu, y al director del área, Patxi Fernández, tras la “desproporcionada, bochornosa y ridícula petición de dimisión” por parte de EH Bildu. 

Navarra Suma ha subrayado que la conducta del concejal y la actuación del agente de la Policía Municipal que lo atendió fue “exactamente la misma” que se realiza con cualquier ciudadano al que se le retira el coche indebidamente, “porque no resultaba visible el ticket de la zona azul por haberse caído o por cualquier otro motivo”. “Se comprueba que el ticket efectivamente estaba en el interior del vehículo y se le devuelve el coche sin cobro. Solo en 2020 se ha actuado igual hasta en 69 expedientes”, han explicado.

“Pretender hacer de este hecho un escándalo demuestra la incapacidad de Bildu para aportar nada a la ciudad y su lamentable política de oposición, más preocupada por obsesiones, prejuicios y ataques sin sentido que por Pamplona”, han afirmado.

Así, Navarra Suma ha desmentido uno por uno los argumentos esgrimidos por Asiron, al afirmar que Javier Labairu tenía tarjeta habilitante que no vio el controlador, pero sí el policía cuando fue al depósito y abrió el coche. “Es mentira también que el concejal avisara a ningún policía, que exista ninguna relación de amistad entre ellos, o que los vehículos que salen del depósito sin cobro lo hagan únicamente previo informe del jefe de Sala. Para ello se realiza informe, sí, como así ha sido, pero no del jefe de Sala”, han aclarado. 

Desde NA+ también se considera que “es falso que se hayan puesto trabas para facilitar el expediente. Al contrario, la única dificultad se basaba en una resolución del propio Asiron que, siendo alcalde, consideró esos datos de máxima protección, lo que motivó que hasta dos informes jurídicos consideraran que no había que facilitarlos por vulnerar la Ley de Protección de Datos”, recuerdan. Y destacan que “pese a ello, y ante la contradicción de estos informes con otros del Secretario Técnico, se solicitó un tercer informe a Protección de Datos. Tras su visto bueno, automáticamente se les facilitó acceso completo a los mismos”.

“Es tan ridículo hablar de trabas o de ocultación de hecho que el propio concejal Labairu contó con toda normalidad lo ocurrido el pasado fin de semana a un medio local”, han recordado. 

Por último, han subrayado que “Bildu debería tener un poquito más de vergüenza y recordar cómo a Maider Beloki se le salvó de una prueba de alcoholemia después de provocar el atropello de dos ancianos en 2015”. 

Tal y como han recalcado, “Bildu sí trató entonces de ocultar información a los concejales del Ayuntamiento y tuvo que ser el Tribunal Administrativo de Navarra quien obligara a Asiron a facilitar el acceso al video de la actuación”. 

“Bildu no quería que se viera cómo una policía sí demostraba entonces una evidente simpatía con la concejala hasta el punto de despedirse con dos besos, que se convirtieron en el símbolo evidente del trato de favor a una persona que, en ese caso, además, había provocado lesiones a dos personas”, han concluido. 

Explican que se actuó como con cualquier ciudadano al que se le retira el vehículo de forma indebida

TE ESCUCHAMOS

Pregunta o sugiere a NAVARRA SUMA. Nos comprometemos a responder.