NA+ está en contra de la implantación de un microchip en las bolsas, de poner vigilantes de la basura o del ‘puerta a puerta’

  • NA+ está en contra de la implantación de un microchip en las bolsas, de poner vigilantes de la basura o del ‘puerta a puerta’

El grupo municipal de Navarra Suma en el Ayuntamiento de Tafalla ha pedido al alcalde, Jesús Arrizubieta (Bildu), y al PSN, que ostenta la presidencia de la Mancomunidad de Mairaga, que se posicionen públicamente y digan a los vecinos si están de acuerdo con el anuncio de establecer un sistema de control sobre la ciudadanía al depositar sus residuos.

Para NA+, “resulta inasumible y no entendemos que una noticia de esta trascendencia la ofrezca un técnico y no los responsables públicos de la entidad”.

Así, sostienen que “independientemente de que un técnico diga públicamente en una emisora que basta ya al bajo volumen de reciclaje y que pida que el reciclaje tenga que ser obligatorio y con nombres y apellidos, no vamos a aceptar de ninguna manera la implantación de un ‘gran hermano’ con tarjetas, microchip, códigos de barras, vigilantes junto a los contenedores o cámaras”.

NA+ asegura que rechaza la propuesta “aunque lo intenten esconder con eufemismos como el de ‘contenedor inteligente’. El contenedor inteligente no sabe qué comemos cada día los vecinos y si generamos residuos orgánicos el día que la mancomunidad nos dice que deben ser voluminosos. Si además añadimos vigilantes de la basura, el control resulta absoluto, por lo que instamos a que Bildu y PSN se posicionen ya sobre este asunto”.

Eufemismos para tapar el control a los ciudadanos

Desde el grupo municipal de NA+ en Tafalla han destacado que es habitual que Bildu y sus socios traten de esconder sus verdaderas intenciones mediante el uso de eufemismos, “como ya hicieron a principios de 2018 al referirse al sistema ‘puerta a puerta’ como ‘nuevo sistema de recogida selectiva domiciliaria’”.

A este respecto, recuerdan que “el sistema ‘puerta a puerta’ es un proyecto que Bildu ya presentó hace años y retiró unos meses después ante la oposición vecinal en Tafalla y Olite, porque resulta inviable económicamente y porque esta medida no es deseada por nadie”.

Dicho sistema se ha demostrado como un sistema dictatorial, resulta perjudicial para el urbanismo en los cascos urbanos históricos, y allí donde se ha implantado ha generado malestar, problemas añadidos y un sobrecoste para los vecinos y para la propia entidad gestora”, inciden.

Para NA+, “el argumento de que la Mancomunidad no recicla suficiente e incumple los porcentajes que exige la nueva ley de Residuos de Navarra sólo muestra la escasa gestión de la entidad, un déficit que siempre cargan sobre los ciudadanos bien subiendo las tasas de residuos y agua, bien intentando señalarles como culpables”, concluyen.

NA+ está en contra de la implantación de un microchip en las bolsas, de poner vigilantes de la basura o del ‘puerta a puerta’

TE ESCUCHAMOS

Pregunta o sugiere a NAVARRA SUMA. Nos comprometemos a responder.