“Chivite pretende estirar la agonía de un programa, que por la propia sentencia se ve fallido desde sus propios cimientos, solo para satisfacer a sus socios”.

El grupo Navarra Suma considera que con la decisión de recurrir la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra que ha anunciado hoy el consejero de Educación, Carlos Gimeno, y su intención de mantenerlo para el próximo curso, “Chivite pretende estirar la agonía de un programa, que por la propia sentencia se ve fallido desde sus propios cimientos, solo para satisfacer a sus socios”.

Así, desde NA+ entienden que “se trata de una innecesaria huida hacia adelante que el actual Ejecutivo de María Chivite sostenga el error cometido por el gobierno anterior de Uxue Barkos de imponer por las bravas un programa educativo que no contó ni con la opinión de los profesores ni con el visto bueno de los padres y madres”. “El error de implantación certificado por el TSJN demuestra la nula intención del departamento que dirigía María Solana de buscar un consenso y extenderlo a toda cosa”, han recalcado.

Por eso, la coalición formada por UPN, Cs y PP opina que “la decisión del actual consejero de Educación, Carlos Gimeno, no es más que el pago que los socialistas deben realizar a cuenta del sustento nacionalista del Gobierno de María Chivite”.

Además, Navarra Suma resalta “la contradicción en que entra el departamento de Educación al anunciar un recurso contra la sentencia del TSJN al tiempo que prepara ya un Decreto Foral que sustituya el ya rechazado por los tribunales”. “Si se redacta un Decreto que subsane los errores del decreto anterior, estás reconociendo implícitamente el error”. A este respecto, exigen a Gimeno que “sea coherente con lo que él mismo reconoce, suelte las amarras que le atan al nacionalismo vasco y retire la implantación del programa Skolae”.

Según NA+, “que la sentencia no entre al fondo del asunto y ha sido declarado nulo por procedimiento con el que se impuso no permite concluir que el contenido del programa sea ajustado a derecho y no le exculpa de la posible vulneración de derechos educativos de las familias”.

“No se puede pedir tranquilidad y confianza como ha hecho hoy el consejero Gimeno cuando, al mismo tiempo se hace una cosa y la contraria. No estamos hablando de meros términos formales, estamos hablando del sistema educativo navarro. No se puede jugar de esta forma con la educación de nuestros hijos”, concluye Navarra Suma.

Educación reconoce implícitamente el error cuando anuncia otro decreto foral que reemplace al anterior

TE ESCUCHAMOS

Pregunta o sugiere a NAVARRA SUMA. Nos comprometemos a responder.