Se trata de una medida política y unilateral que nace sin consenso, especialmente en el caso de las asociaciones de transportistas ANET y Tradisna, que la han calificado de disparatada y discriminatoria

  • Critica que se anuncie una “medida política y unilateral que nace sin consenso”
  • Muestra su estupor porque el consejero no haya informado de la medida en la reunión que ha tenido hoy con los grupos parlamentarios

El grupo parlamentario de Navarra Suma ha solicitado la comparecencia urgente del consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, para que dé las explicaciones pertinentes con respecto al anuncio de “imponer” un peaje a los camiones que transiten por la N-121-A.

Esta medida, anunciada hoy por el Ejecutivo foral, “es una medida política y unilateral que nace sin consenso, especialmente en el caso de las asociaciones de transportistas ANET y Tradisna, que la han calificado de disparatada y discriminatoria”, señala NA+.

Navarra Suma considera que “la N-121-A es esencial para Navarra y que debemos trabajar todos juntos por aportar soluciones dentro de un consenso y de un pacto común por el bienestar de todos los ciudadanos”. Desde el grupo parlamentario han añadido que “el Gobierno de Navarra no puede ver esta cuestión con la estrechez de miras del cortoplacismo y del beneficio político, sino con la importancia que le concede la sociedad a esta cuestión”.

La actitud del consejero Ciriza resulta, a juicio de Navarra Suma, “totalmente insostenible, ya que es increíble que hoy mismo hemos tenido una reunión con él los grupos políticos y ha sido incapaz de explicarnos que se había tomado esa medida y las razones para adoptarla”.

Por ello, han afirmado que volverán a exigir que el consejero acuda al Parlamento de Navarra a explicar “el porqué de esta decisión, los fundamentos técnicos y la viabilidad que le ve al proyecto”. Asimismo, Navarra Suma quiere conocer “qué repercusión va a tener dicho peaje en el encarecimiento del servicio que prestan actualmente los transportistas”.

En opinión de Navarra Suma, “Ciriza no se da cuenta de que la solución de la N-121-A pasa por asumir responsabilidades políticas y por afrontar decisiones como la construcción de la autovía Belate-Bidasoa, o la propuesta del Colegio de Ingenieros de Navarra de una vía de gran capacidad 2 + 2”.

Se trata de una medida política y unilateral que nace sin consenso, especialmente en el caso de las asociaciones de transportistas ANET y Tradisna, que la han calificado de disparatada y discriminatoria

TE ESCUCHAMOS

Pregunta o sugiere a NAVARRA SUMA. Nos comprometemos a responder.