el traslado de las instalaciones de Góngora a la nueva planta de residuos de Imárcoain es un despropósito medioambiental y un injustificado despilfarro económico

  • Solicita una sesión de trabajo para conocer las afecciones de la decisión de ubicar la planta en la Ciudad del Transporte
  • Navarra Suma propone que se analicen otras alternativas de menor impacto ambiental y mejores condiciones económicas

Navarra Suma ha considerado que “el traslado de las instalaciones de Góngora a la nueva planta de residuos de Imárcoain es un despropósito medioambiental y un injustificado despilfarro económico”.

Por este motivo, el grupo parlamentario de NA+ ha solicitado una sesión de trabajo en la Cámara foral con Francisco Galán, ingeniero de caminos y proyectista del centro de tratamiento de residuos de Góngora, para que informe y explique las afecciones de la decisión de ubicar en los terrenos de la Ciudad del Transporte las plantas de residuos y el vertedero previstos.

Para Navarra Suma, “el  estudio que determina la ubicación y  compra de la parcela por valor de 10 millones de euros a Nasuvinsa está plagado de inexactitudes y posibles irregularidades”.

Además, ha señalado que “el vertedero ubicado en Góngora ha aumentado el periodo de vida útil según los datos ofrecidos por la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona y, sin embargo, prevé su cierre y abandono de las instalaciones y la construcción de un nuevo depósito similar en Imárcoain”.

NA+ ha recordado que “en la actualidad la parcela en cuestión no prevé los usos para los que se propone adquirirla y debe tramitarse un Plan sectorial para su adecuación”.

A este respecto, ha destacado que “la tramitación del Plan, entre otras posibles afecciones, compromete la conexión ferroviaria prevista para dar servicio a la Ciudad del Transporte”.

A juicio de Navarra Suma, “no existen motivos para el cierre y abandono de las instalaciones de Góngora, más aún cuando no se ha contemplado que en los terrenos que ocupa se pueden construir las nuevas plantas que prevé el Plan de residuos, reduciendo el fuerte impacto ambiental de su traslado y el elevado importe económico que conlleva”.

Por todo ello, reclaman “dar marcha atrás en el proyecto de construcción y traslado de las construcciones y el análisis de otras alternativas de menor impacto ambiental y mejores condiciones económicas”.

El traslado de las instalaciones de Góngora a la nueva planta de residuos de Imárcoain es un despropósito medioambiental y un injustificado despilfarro económico

TE ESCUCHAMOS

Pregunta o sugiere a NAVARRA SUMA. Nos comprometemos a responder.